Al Rojo Vivo, El Rojo Muerto o cómo Ferreras se coló en el monólogo de Late Motiv

De un tiempo a esta parte, se ha hecho habitual poner la televisión y que Antonio García Ferreras siempre aparezca en ella. Su maratón político/catódico, el día del Comité Federal del PSOE, no sólo dio una audiencia descomunal a La Sexta, sino que también ha dado pie a numerosas chanzas. 

La última en llegar, como no podía ser de otra manera, lo ha hecho de la mano de Andreu Buenafuente. Y es que Late Motiv ha comenzado la temporada con fuerza y más afilada que nunca. 

ADEMÁS: Así se prepara Rajoy para cuatro años más en La Moncloa (Estilo Tarantino)

No hay más que echar un ojo a la irrupción, inesperada y gloriosa de la versión latemotivizada de Ferreras, made in Raúl Pérez. El imitador del programa, se metió en la piel del periodista e interrumpió el monólogo de Buenafuente, demostrando que, ahora mismo, está en el top de imitadores del país. 

Late Motiv

Periodismo, Pastor, Cristina Pardo, Rojos Muertos... El Ferreras 2.0 tenía todas las palabras comodín bien aprendidas pero la imitación iba más allá. Sus gestos, su mirada, sus formas, su caracterización, van camino de convertirle en uno de los mejores personajes de Raúl Pérez. A la altura de todo un Josep Pedrerol. 

Por cierto, el momento iPad de cartón, glorioso. 

Fotos y vídeo: Late Motiv

Ver resumen Ocultar resumen

La noticia de una brutal agresión homófoba conmocionó de modo lógico a toda persona con mínima sensibilidad y, como es lógico, provocó reacciones de condena y reivindicación de la diversidad.  Luego dicha agresión resultó falsa y quienes salieron a defender la libertad frente a la homofobia hoy tienen que afrontar ataques ultras de toda clase y condición.

Ver resumen Ocultar resumen

Inesperada, dolorosa y muy cruel. 

La muerte de Jordi Rebellón ha sido un tremendo palo para el sector audiovisual patrio. 

El legendario Doctor Vilches fallecía este miércoles, a causa de un ictus, con tan sólo 64 años

Ver resumen Ocultar resumen

Fue la chica yeyé de España y a sus 81 años seguía yendo de teatro en teatro, subiéndose al escenario. Entre otras cosas porque, según ha asegurado en más de una ocasión, su situación económica no es muy buena. Sea como sea, Concha Velasco dice adiós.

Páginas