Aluvión de críticas a Los Manolos por frivolizar tras los atentados de París

La tormenta de críticas en las redes sociales no se hizo esperar. Y es que 'Los Manolos', el programa de deportes de mediodía que emite Cuatro tuvo la idea de juntar a dos chicos musulmanes con motivo del Clásico Real Madrid-Barcelona, que llega este sábado. 

Tras los ataques terroristas vividos en París, el pasado viernes 13 de noviembre, que provocaron la muerte de de 129 personas las medidas de seguridad, con motivo de grandes aglomeraciones, se han incrementado. Así que para esta nueva edición del clásico del fútbol español se ha aumentado la vigilancia policial.

Y en ese contexto 'Los Manolos' han querido, tal vez con buena intención, hablar de que hay un ambiente mucho menos tenso del que se está vendiendo. Que en el Madrid-Barça de este sábado premia tan sólo la rivalidad deportiva, pero nada más. 

Un clásico por la paz

Por ello, decidieron juntar a dos chicos magrabíes y musulmanes. Uno, aficionado del Real Madrid y el otro del Fútbol Club Barcelona. Ambos conviven en Madrid y lanzaron un alegato de unión, de paz, y que sólo les separa una rivalidad futbolera sana.

Los dos amigos musulmanes resaltan que el partido es muy seguido en todo el mundo árabe, y resaltaron que este "es un Clásico para la paz". De hecho, ambos se despiden con un apretón de manos y brindando por la paz. 

Finaliza el vídeo y las redes sociales se incendian de críticas hacia el programa de Mediaset. Se les acusa de dar una visión simplista y de frivolizar con un tema tan delicado como el terrorismo yihadista. De hecho, el perfil oficial del programa publicó un tuit con una fotografía de los dos chicos y un largo número de comentarios fueron en el mismo sentido. Críticas y más críticas por pisar un terreno pantanoso, por tratar un tema delicado a brochazos. 

Muchas de los comentarios más negativos también llegaron por la forma de presentar el reportaje (además por el fondo), ya que lo encabezaron indicando que acudían a Lavapies, porque era el barrio de mayor concentración musulmana. 

El sensacionalismo hacia acto de presencia y muy pronto lo detectaron los espectadores del programa. Que, por otra parte, están habituados al tono de los deportes de esa cadena. 

No es la primera crítica

De hecho, no es la primera vez que un reportaje de Los Manolos hiere sensibilidades. Ya hace unos años, con motivo de la final de la Europa League entre el Atlético de Madrid y el Fulham inglés el equipo del programa se desplazó a Hamburgo -sede de la final- para cubrir el partido.

En la previa del mismo desde Madrid conectaron con Manolo Lama que estaba de enviado especial. El popular presentador y locutor de radio se acercó a un mendigo y animó a todos los seguidores atléticos que dieran alguna limosna al indigente. 

Comenzaron a darle móviles, tarjetas de créditos y otros objetos. La sensación era de que se estaban burlando de él. Y así se sintió el protagonista como después reconoció en la tele alemana, que fue muy crítica con la actitud del periodista español.

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Fue una de las grandes estrellas de Hollywood capaz de protagonizar éxitos comericales y películas de autor pero su carrera, de pronto, se detuvo. La vimos hace unas horas en la alfombra roja de los Emmy acompañando a su marido Michael Douglas. Pero ¿qué hace Catherine Zeta-Jones? ¿Tiene proyectos? ¿Es un astro definitivamente retirado?

Ver resumen Ocultar resumen

De los creadores de "la nieve no existe, es plástico" o "la vacuna tiene microchips para que Bill Gates nos controle", llega el cierre de la trilogía negacionista: "el volcán orquestado". 

La entrega que no vimos venir. La secuela que nadie pidió pero que Twitter necesitaba. El brindis al sol más gratuito que jamás se ha echado alguien en redes sociales. 

Ver resumen Ocultar resumen

¿Por qué llevaba Pedro Piqueras 15 años esperando para salir del plató de Telecinco a presentar los Informativos? 

El volcán de la Isla de la Palma de Cumbre Vieja es la respuesta

Ni dos crisis económicas históricas, ni una pandemia, ni la Sálvame Fashion Week parecían ser lo suficientemente apocalípticas como para que el presentador saliera del plató de Telecinco

Páginas