Daredevil o la mejor escena de lucha en la historia de la TV (bis)

Lo ha vuelto a hacer. La primera temporada de Daredevil, fue una grata y agradable sorpresa para todos los amantes del género de superhéroes. Era la primera de las cuatro incursiones que Netflix había preparado, tras su acuerdo con Marvel, y el resultado no pudo ser mejor. 

Pero claro, hacer una primera temporada perfecta, sólo supone que en la segunda entrega, hay que superar dicha perfección. Pues bien, Daredevil lo ha hecho. En todos los sentidos. La serie ha incorporado, con acierto, a personajes como The Punisher o Elektraha explotado la brutal química entre Matt y Karen, ha dado mayor protagonismo a Foggy y, sobre todo, ha potenciado la que fue su gran virtud durante la primera entrega: las peleas (parecidas a las de algunos futbolistas con sus propios compañeros, pero éstas en plan ficción)

Daredevil-escena-lucha-escalera-cadenas

Si Daredevil y Matt Murdock triunfaron en la pequeña pantalla fue porque, a diferencia de Los Vengadores y sus superpoderes, este héroes era de carne y hueso, vulnerable. Matt salía a paliza por capítulo, no sólo eso, veías como con el transcurrir de las mismas se iba cansando, le herían, acusaba los golpes, en unas batallas que, por momentos, simulaban un Lago de los Cisnes de mamporros y puñetazos

El Lago de los Cisnes con mamporros

Cada pelea de Daredevil es una coreografía perfecta, milimétricamente medida, y convertida en obra de arte digna de admirar. El punto culminante de esta política de luchas en la serie, lo alcanzó con la pelea del pasillo de la primera temporada. Un magistral plano secuencia en el que, durante tres minutos, Matt Murdock se pelea con tropecientos miembros del clan ruso, a caballo entre dos habitaciones. Una pelea que, en realidad, vemos sólo en parte, pues la cámara nunca sale del pasillo. Lo dicho, obra maestra que puedes ver completa en este enlace

Pues bien, ha llegado la segunda temporada y Netflix ha repetido fórmula y, como era de esperar, resultado. Eso sí, esta vez Matt ha cambiado rusos por irlandeses, y el pasillo de un edificio, por las escaleras de otro. ¿Qué importa? Durante 5 minutos (sí, 5 minutos de guascas de las buenas), Daredevil se pelea con media Irlanda, mientras intenta llegar al piso de abajo (los motivos no los diremos para no spoilear demasiado). 

Oscuridad como gran aliada

La cámara le sigue, como no podía ser de otra manera, mientras la oscuridad se convierte en la gran aliada del justiciero ciego. Y es que, a la habitual oscuridad de la serie, se une que Matt rompe todas las luces que puede, para jugar con ventaja. Una ventaja que se diluye al tener una mano inutilizada y una cadena rodeando la otra. ¿El motivo? ¿No hemos dicho que nada de spoilers? 

Lo cierto es que, al igual que en la primera temporada, vemos como las fuerzas de Daredevil van mermando, como los últimos que llegan a la pelea, le ponen en serios aprietos y como, sin ayudas de martillos, armaduras o escudos, Matt pelea cuerpo a cuerpo contra todo un clan de narcotraficantes, ante la atenta mirada de quien le espera en la planta baja.

Daredevil-escena-lucha-escalera-irlandeses

¿Estamos hablando de la mejor pelea de la historia de la televisión? Sinceramente, nos gustó más la del pasillo. Por inesperada, por sorprendente y porque fue la primera. Dicho lo cual, nunca nos cansaremos de que Daredevil nos deleite con una de sus coreografías de mamporros marca de la casa. Lo cual no impide para que disfrutemos de otras escena de lucha míticas (y divertidas) made in Hollywood. ¿O alguien no recuerda lo de Bridget Jones?

Fotos y vídeo: Netflix

Ver resumen Ocultar resumen

Tras una vida dedicada a la interpretación, Halle Berry se lanza a dirigir una película. Se trata de Bruised, filme que también protagoniza y que llegará a Netflix el próximo 24 de noviembre.

Ver resumen Ocultar resumen

Libertad, el debut de la directora catalana Clara Roquet, se podría resumir como un retrato cálido de la adolescencia sin entrar en los típicos clichés que encontramos en la mayoría de las películas sobre este tema.

La película se estrenó en la Semana de la Crítica del Festival de Canes y, después de pasar por la Seminci y L'Alternativa, ha llegado a los cines.

Ver resumen Ocultar resumen

Una autobiografía en forma de musical es lo que propone tick, tick... boom! El protagonista es Andrew Garfield se convierte en Jonathan Larson, uno de los grandes nombres de Broadway. El estreno, este viernes 19 de noviembre en Netflix. Un musical diferente y muy neoyorquino. Vida y angustias de un creador.

Páginas