El Javier Maroto de verdad y el Javier Maroto de ficción, juntos y revueltos en Vitoria

Uno se llama Javier Ignacio Maroto Aranzábal, es vicesecretario del Partido Popular en el País Vasco y un habitual de las tertulias políticas televisivas. 

Otro se llama Javier Maroto, es informático, está casado con Lola Trujillo y tiene una hija pequeña llamada Úrsula. Todos ellos viven en Mirador de Montepinar. Lo cierto es que uno de los dos no existe, aunque haya una foto que demuestre lo contrario. 


El FesTVal de Vitoria nos ha dejado imágenes para el recuerdo, pero pocas como la que unió al Javier Maroto de verdad y al Javier Maroto de ficción.

ADEMÁS: ¿35 fotos con famosos? Mira otra vez...

Sí, la casualidad quiso que el político se encontrara con Antonio Pagudo, actor de La que se avecina, que interpreta desde hace varias temporadas a Javier Maroto, uno de los miembros honoríficos del club de los huevones. 

Pagudo

Lo curioso es que, a pesar de la sonrisa de The Real Javier Maroto, la serie de Mediaset es una de las más críticas con el actual Equipo de Gobierno y sus políticas. Además, sus actores, entre ellos Antonio Pagudo, han levantado la voz una y otra vez, ante lo que ellos consideran ataques continuos del Ejecutivo contra la cultura y, especialmente, contra la industria del cine y la televisión. 

ADEMÁS: Javier Maroto justifica el nombramiento de Soria por 'mérito y capacidad' en 'El Objetivo'

¿A quién le importa? Twitter es Twitter y si lo que toca es abrazarse y sonreír, allá que vamos. La pregunta que habría que hacerse, en tal caso, es: Al final, ¿cuál de los dos es el actor

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Lo saben bien quienes acuden al plató de Sálvame con asiduidad: la televisión es una trituradora de carne en la cual eres un personaje querido durante una o dos temporadas pero después, para amenizar la sobremesa, se te convierte en villano y te insultan por la calle. En el caso de Pablo Iglesias este mecanismo televisivo se llevó al extremo y el chaval con coleta tan simpático a cuyo domicilio vallecano acudió Ana Rosa Quintana se transformó últimamente en un ser demoniaco al cual Vicente Vallés exorcizaba casi todos los días.

Ver resumen Ocultar resumen

La vida sigue y, una vez superado el batacazo del progresismo en las elecciones madrileñas, Ismael Serrano ha salido en Zapeando y ha demostrado que el humor no tiene por qué decaer ni tan siquiera en momentos políticamente tan catastróficos para alguien de izquierdas como él. Oye, así es la existencia, una montaña rusa en la que hoy Salvador Illa ganas las elecciones en Cataluña (y no sirve para nada) y mañana las gana Ayuso en Madrid (y vaya si sirve). 

Ver resumen Ocultar resumen

Anabel Alonso hace tiempo que se posicionó, políticamente hablando, en redes sociales. 

Y como pasa en los últimos tiempos, si ese posicionamiento es claramente progresista, prepárate para ataques, insultos, desprecios y, en el caso de las elecciones de la Comunidad de Madrid, risas y reproches. 

Páginas