El sueco se lleva el micrófono de Eurovisión

El sueco Mans Zelmerlöw llegó vió y venció en Eurovisión. Tras ganar la edición número 60 del Festival con una actuación llena de efectos especiales, se llevó el micrófono de cristal de manos de la anterior vencedora Conchita Wurst.

Por el contrario, Edurne, nuestra representante española no pudo conseguir un buen puesto en el concurso. Quedó en el puesto número 21 de los 27 países que llegaron a la final del famoso Certamen.

 

Rusia e Italia quedaron segundos y terceros, respectivamente, en el podium eurovisivo.

Desarrollo de la gala

Eurovisión 2015 se ha celebrado en 2015 en Viena debido a que el año pasado se hizo con el concurso la representante austriaca Conchita Wurst.

La orquesta de Viena era la encargada de dar el pistoletazo de salida a este Festival que era comentado en España por el habitual José María Íñigo y por Julia Varela.

La ganadora de la pasada edición aparecía en el escenario para dar la bienvenida y desear que diera comienzo el espectáculo.

Los representantes de Eslovenia con sus auriculares en las orejas fueron los primeros en pisar las tablas. Después vendrían Francia, Israel, Estonia, Reino Unido, Armenia (con seis cantantes en el escenario entre los que había representantes de los cinco continentes pero todos con raíces armenias), Lituania (con beso en los labios incluído en medio de la actuación), Serbia y el vozarrón de su representante, la tres veces ganadora del Festival Noruega y Suecia.

Y con el décimo en actuar (el sueco)  y con su canción Heroes se quedaban todos en eurovisión. Un 10 también en presencia escénica, efectos especiales y en calidad vocal.

A sus 28 años Mans Zelmerlöw es cantante, actor y presentador y ahora también ganador de Eurovisión. Ya había resultado vencedor también de la edición sueca de Bailando con las Estrellas y del Melodifestivalen 2015. También participó en el Idols 2005 sueco y protagonizó musicales como Grease y Footlose en su país natal. Vamos que Mans Zelmerlöw es un triunfador nato.

Después de Mans actuarían en la gala eurovisiva 17 países más. Entre ellos: Rusia con Polina Gagarina, Italia con Il Volo y Australia con Guy Sebastian. Todos ellos semifinalistas de Eurovisión

La cosa estuvo, sobre todo en los primeros compases de las votaciones, muy reñida entre Rusia, Suecia e Italia. Después Italia perdió un poco de fuelle y la guapísima rusa y el atractivo sueco se debatían entre la risa y el llanto según les iban llegando las puntuaciones de los distintos países. Finalmente al sueco se le quedaba una eterna sonrisa y la rusa tuvo que contentarse con la segunda posición.

Nuestra representante

La representante española, Edurne, actuó en el puesto número 21 y la verdad es que la madrileña lo hizo muy pero que muy bien. Con gran voz, cambio de vestuario en directo y derrochando garra y sensualidad dejó el pabellón español muy alto, aunque en las votaciones no quedara constancia de ello.

El certamen finalizaba con la entrega por parte de Conchita Wurst al nuevo ganador del micrófono de cristal y con Mans Zelmerlöw en el escenario cantando de nuevo su canción, aunque esta vez con más seguridad, con lágrimas de emoción en los ojos y con mucha euforia.

Eurovisión 2015 deja al público con buen sabor de boca por las grandes actuaciones y los efectos especiales que pudieron verse en el escenario pero con el regusto agrio de ver quedar en los últimos puestos a nuestra representante española.

Fotos: TVE, Gtres y Twitter.

Ver resumen Ocultar resumen

Netflix ha desvelado, por fin, el esperado  tráiler oficial de Insiders, el primer reality de Netflix en España.

El 21 de octubre, de la mano de Najwa Nimri (La casa de papel), conoceremos todos los secretos de este reality de convivencia en el que el espectador descubrirá una nueva forma de contar la realidad.

En un mundo en el que los concursantes de realities se las saben todas, ¿cómo conseguir que los participantes muestren su verdadera cara?

Ver resumen Ocultar resumen

Los reality shows llevan viviendo una época dorada en nuestro país desde que comenzó Gran Hermano allá por el año 2000. Y es que, aunque nos lo neguemos a nosotros mismos, todos somos un poco voyeurs y nos encanta saber lo que hacen los demás en su intimidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Si algo no se le puede negar a Netflix es la variedad. Tiene películas y series de gran calidad, pero si se tiene que dar al entretenimiento puro y duro, de ese que se consume con media neurona, se da sin ningún problema.

Desde que descubrió el mundo de los realities, no ha habido manera de pararle y ha ofrecido auténticas joyas que, si bien no pasarán a los anales de la historia, sí nos hacen pasar un rato entretenido.

Páginas