Kate Winslet reconoce que Jack y Rose cabían en la tabla de Titanic

Ya han pasado casi dos décadas desde que James Cameron hizo de la tragedia del Titanic una película que acabó ganando  11 premios Oscar (cifra récord, sólo igualada por Ben Hur y El Señor de los anillos: El retorno del Rey). Entre ellos obtuvo el de mejor película, como todos estas otras que podemos ver un espectaular vídeo de resumen. 

Pero más allá de los premios que obtuvo, nos dejó para el recuerdo varias escenas que pasaron a la galaría de las más memorables del cine. Todo el mundo recuerda cuando Jack y Rose suben a la cubierta, y gritan su amor al mundo. Están tan felices que Jack (Leonardo DiCaprio) exclama aquello de: "¡Soy el rey del mundo!"

Otra de las escenas ,que se recuerdan siempre, es aquella en la que Rose (Kate Winslet) posa para su joven amante; y sobre todo el hundimiento del transanlántico, después de haber chocado con el iceberg. 

Sí, los dos cabían en la tabla

Aunque si hay una escena que pasó a la historia fue aquella en la que Rose y Jack consiguen agarrarse a una tabla. No han podido entrar en un bote; pero encuentran una madera con la que aferrarse a la vida.

Al menos ella, porque (esperamos que si lees esto hayas visto ya la película, si no es así,para aquí) Rose se sube al tablón (es un trozo amplio de una puerta de uno de los camarotes) ; mientras que Jack se sujeta a ella, pero con su cuerpo sumergido en el agua.

Un agua fría hasta el extremo, y que acaba provocando que el joven acabe muriendo dúlcemente. Una muerte que poco o nada tiene que ver con aquellas que estuvo a punto de sufrir el propio Leonardo DiCaprio

Sea como sea, el joven guapo murió. Haciendo que las hordas de fans, que tenía el actor en la época, no pararan de llorar. Una muerte romántica; daba su vida por la de su amada. Pero hubo gente que no entendió nada. Sobre todo, porque creían que en la dichosa tabla podían haber entrado ambos amantes. 

Kate Winslet reconoce la verdad

Y así era. Ahora no lo ha reconocido una fan despechada con James Cameron o con Rose, no. Ha sido la propia Kate Winslet, quien en una entrevista en el show de Jimmy Kimmel Live! ha reconocido que ambos podrián haber entrado: "Es verdad. Creo que él cabía en aquel trozo de puerta".  

Además de reconocer que Jack se podría haber salvado, Kate Winslet también habló sobre otro asunto que tenía a medio mundo en vela. La que fuera protagonista de Titanic contó qué sintió al tocar los pechos de Susan Sarandon, en uno de los momentos más divertidos de los SAG Awards.

En lo referente  a las dimensiones de la puerta, ya anteriormente The Sun, con un divertido montaje, había demostrado que ambos hubieran cabido sin problema alguno. Eso sí, Jack no hubiera muerto de una forma tan romántica, ni Rose hubiera regresado, ya anciana, para recordarle a él. 

Fotos: Redes sociales

Vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Hace tres semanas, Bertín Osborne pasaba por La Resistencia y se lo pasaba en grande con David Broncano

Eran buenos tiempos para el presentador. Bueno, y lo siguen siendo. Pero claro, ahora se sabe que el presentador fijó su residencia en Luxemurgo y facturó a través de Panamá, para evitar pago de impuestos, tal y como ha contado El Confidencial en exclusiva

Ver resumen Ocultar resumen

Este lunes, 29 de noviembre, un cómico se ha sentado en el banquillo por un chiste

Más allá de cómo sea el chiste, el precedente es aterrador, pues esto podría significar juzgar a 100.000 tuiteros al día. 

La Fiscalía de Madrid pide, además, 1 año y 10 meses de cárcel, una multa de 3.000 euros y la inhabilitación para hacer humor del cómico durante cinco años. Es decir, prohibirle su forma de ganarse la vida. 

Ver resumen Ocultar resumen

Nada como comenzar la semana haciendo un inesperado pero merecido homenaje a Joaquín Prat, legendario presentador de uno de los concursos más relevantes de la historia de la televisión: El Precio Justo. 

En esta ocasión, eso sí, no habrá escaparates, coches, ni pisos en Torrevieja, sino aviones. 

Y es que el precio que los participantes debían que adivinar, en este improvisado concurso tuitero, tenía la Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas como escenario de fondo

Páginas