La 'pelirroja' Blake Lively brilla (de verdad) junto a Adrien Brody

Nos rendimos a la evidencia, ser Blake Lively mola mucho. Y lo decimos desde la envidia más sana porque nos encanta pero es que esta mujer es tan perfecta que da rabia. A saber. La conocimos como Serena Van der Woodsen en Gossip Girl y se convirtió en la estudiante de élite más deseada del planeta, con permiso de Blair Waldorf (Leighton Meester). 

Tras abandonar la serie y dar el salto a la televisión, Blake hizo que su sombra fuera aún más alargada, pues empezó a combinar sus perfectas apariciones en pantalla, con sus perfectos looks en todas y cada una de las alfombras rojas que pisaba. Se convirtió así en la actriz más deseada del planeta. 

No contenta con ello, decidió contraer matrimonio con uno de los guapos oficiales de Hollywood: Ryan Reynolds. Así, añadió a su lista de números uno, el de pareja más chic y deseable de Hollywood. Un logro que también quedó atrás cuando se convirtió en madre y recuperó la figura en tiempo récord. Ahí, Blake entró en un selecto grupo de madres sexys.

Cada vez mejor

Hasta este lunes, ése era su último logro desbloqueado. Que no es poco. Pero claro, la buena de Blake Lively se presentó en Beijing con un perfecto puffball amarillo, nada nuevo en el horizonte, pero en este caso con el pelo teñido de pelirrojo. Y claro, entre su look de diez, su sonrisa, su simpatía y nuevo look no queda otra que añadirla a la lista de pelirrojas más sexys del séptimo arte. Una más para ella. 

La pregunta es, ¿qué hacía Blake Lively en China? Pues trabajar. La actriz, de 27 años, estaba presentando su última película, Log Out. Un filme en el que comparte protagonismo con Adrien Brody. Sí, nuestro pianista favorito y ex novio de Elsa Pataky está vivo. Lo cierto es que nunca dejó de estarlo y tampoco ha dejado de trabajar, pero desde que rompió con la actriz madrileña, como que le hemos perdido un poco la pista. 

Para quien no lo sepa, Adrien está on fire, tiene cuatro películas pendientes de estreno este año y, a sus 42 años, está feliz de la vida junto a su novia, la modelo Lara Leito. Como para no estarlo, la joven tiene 21 años. Sí, le dobla exactamente la edad. A pesar de todo, parece que les va muy bien. No en vano, ya llevan juntos más de tres años (se conocieron en el Festival de Cannes).

Shiny Happy People

Eso sí, ahora toca lo que toca y la nueva pareja (en la ficción) de Adrien Brody será Blake Lively. Las cosas como son, no se busca una mala el bueno de Adrien. De la película poco se sabe. Tan sólo que estará dirigida por Austin Smithard y que en el reparto también estará el actor chino Dou Xiao. 

Lo que vuelve a quedar claro es que Blake Lively no tiene problemas laborales. No ha terminado aún la promoción de su recién estrenada El secreto de Adaline y ya tiene otro proyecto entre manos. Es lo que tiene haber estado siempre en el top. Podemos afirmar que Blake Lively es actriz cum laude, de ahí que se la rifen todos los directores, para regocijo de sus millones de fans. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

2022 será el primer año desde 1944 que no tendremos Globos de Oro. La NBC ha anunciado que no transmitirá la gala hasta que la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), encargada de los galardones, no reforme su reglamento.

Ver resumen Ocultar resumen

"Mi corazón se rompe. Mi país está en guerra. Me preocupa mi familia, mis amigos. Me preocupa mi gente. Esto es un círculo vicioso que está yendo demasiado lejos. Israel merece vivir como una nación libre y segura. Nuestros vecinos merecen lo mismo. Rezo por las víctimas y sus familias, rezo para que se acabe esa inimaginable hostilidad, rezo para que nuestros líderes encuentren una solución para vivir juntos en paz". 

Ver resumen Ocultar resumen

Este verano, si el destino no lo impide, se estrenará Top Gun: Maverick o lo que es lo mismo: la segunda parte de Top Gun, clásico de los 80 que fue denostado por la crítica pero supuso el definitivo triunfo como icono de Tom Cruise y el inicio de una carrera sinuosa e irregular para Val Kilmer y un fugaz paso por el estrellato de Kelly McGillis, que luego se apeó de la fama y prefirió dedicarse a hacer teatro en Broadway.

Páginas