Los objetos más caros de La casa de los empeños

El objetivo de una casa de empeños es siempre intentar pagar lo mínimo posible por cualquier objeto que le ofrezcan. Aunque le interese mucho, siempre va a hacer una oferta a la baja, a modo de anzuelo, para que el vendedor pique y acabe vendiendo lo que ofrece por un precio mucho más bajo que su valor real. Y esto es algo que cualquier seguidor del ya mítico programa La casa de los empeños ha podido comprobar. 

Si bien, no siempre el tasador consigue marcar un precio bajo que interese al negocio; pero aún así acaban accediendo a la compra y a dar el dinero al, entonces, satisfecho vendedor. Y puestos a encontrar desembolsos fuertes basta con repasar los más caros del programa que aquí emite Mega. 

En una ocasión llegó al local de empeño Erik, un hombre que había heredado de su padre una caja de cigarros. Pero no era una cualquiera. El padre habia sido ayudante del presidente de los Estados Unidos John Fitzgerald Kennedy. Y esa caja fue propiedad suya. Tuvo forma de demostrarlo con una carta que llevaba en su interior y el hecho de que hubiera seis cigarros sin tocar, aumentó su valor. 

La historia se paga mucho

Pidió 90.000 dólares aunque obtuvo 60.000. Le vino bien el dinero rápido y para la casa era también un buen trato, pues en el pasado se compró una similar por medio millón de dólares. 

Otro objeto por el que dieron una alta suma fue una campana de un barco hundido.l La transacción se cerró en 12.000 dólares. En esta ocasión Harrrison tuvo que pedir asesoría de un experto. 

Aunque uno de los productos que dio más margen de beneficio al vendedor fue una una medalla de Águila blanca del ejército polaco. El vendedor la había comprado en su día por 75 centavos y no sabía que tenía una joya entre sus manos. Por ello, cuando le ofrecieron 6.000 dólares aceptó de inmediato. Si hubiera sido más paciente habría llegado a mucho más, ya que el tasador le dio un valor de 40.000 dólares. Gran negocio. 

De un barco español hundido llegó otro de esos objetos de un valor casi aterrador. Era un lingote de oro por el cual el programa acabó pagando 35.000 dólares. Un precio a medio camino entre los 24.000 ofrecidos y los 48.000 reclamados. Y es que un tesoro de 1554 lo valía. 

Hay veces que la justicia tiene que intervenir

Si bien, uno de los casos más curiosos fue cuando un tipo de Nevada llegó y ofreció a la casa de empeño unos pendientes de diamantes. Al final obtuvo 40.000 dólares. La sopresa llegó cuando al día siguiente se presentó el dueño real de las joyas. Al final, al menos la venta sirvió para apresar al ladrón. 

No fue este el único caso que tuvo a la justicia implicada. Y es que a la tienda llegó una chica que ofreció unas monedas de oro por un valor de 12.000 dólares. Si bien Harrison tuvo conocimiento de que un hombre había denunciado el robo de las mismas. La chica era su sobrina. Ellos lo compraron y debido a una ley de Nevada la diferencia de tiempo entre la denuncia y la compra, el propietario era la casa de empeño. 

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Antes de nada. Aclaración: "tróspido" es un concepto de origen indefinido que en el programa de Cuatro ¿Quién quiere casarse con mi hijo? se popularizó al definir a un tipo de personajes fuera de norma y tendentes al esperpento o caricatura.

Y ahora comenzamos.

Ver resumen Ocultar resumen

Operación Triunfo es un fenómeno extraño. Hace 20 años arrasó con su estreno y el éxito le duró durante varias temporadas pero finalmente, el interés de la audiencia decayó. Hace cuatro años volvía a renacer de sus cenizas, pero la siguiente edición no tuvo el mismo tirón y volvieron a cancelarlo temporalmente.

Ver resumen Ocultar resumen

La relación de los Pantoja con Mediaset, en general, y de Kiko Rivera, en particular, es la más extraña desde que Michael Jackson comenzara a salir con Lisa Marie Preysler.

Desde hace más de una década, el clan de los Pantoja y sus satélites han sido habituales en la parrilla de Mediaset.

Es más, es complicado encontrar un sólo reality en el que no haya habido algún invitado del clan, incluyendo la matriarca, Isabel Pantoja, y Kiko Rivera, que ha pasado por unos cuantos.

Páginas