MYHYV: Jesús Reyes admite que tal vez imaginó su historia con Labrador

Se anunciaba que este jueves iba a ser de trono de chicos; y allí estaban Manu y Alberto Isla dispuestos a ser pretendidos por sus chicas. De hecho todas iban tomando asiento, al igual que los consejeros (Amador y Marta). Todo hacía pensar en un nuevo programa habitual de Mujeres y Hombres y Viceversa, sin el trono de chicas que con la miel en los labios había dejado al espectador; pero un día más.

Pero nada iba a ser habitual. Emma en lugar de preguntar a alguno de sus tronistas pidió que entrara Jesús Reyes. El estilista fue flanqueado de nuevo por el vídeo habitual que resume su historia con Labrador. Allí se podía volver a ver cómo Samira confesaba que les vio besarse, cómo él rompía a llorar, sus posteriores declaraciones confirmando el amor entre los dos.

Tras el visionado de rigor Jesús se sometió a las preguntas de todos. Dijo estar triste y confuso al ver que la reacción de Labrador no era la que él esperaba. Y es que el ex de Gandía Shore le dijo que no lo quería más en su vida al haber hecho daño a su madre.

Jesús ante la verdad

Esta vez estaba él solo sin Labrador en frente. Y ahora se iba a sincerar de verdad, aunque le costó reconocerlo. Más que un programa de MYHYV parecía una terapia grupal para que Jesús Reyes se encontrara bien consigo mismo.

Anabel Pantoja o Tamara le recordaron al estilista que la reacción de Labrador era lógica, puesto que para él no significaba nada, que no le dijo que no contara nada porque en su mente no existía lo que sí ocurría en la de Jesús. Lo que le puso un poco a la defensiva, y con ayuda de Marta López, también quiso culpar en parte a Labrador.

Después subió las escaleras y se sentó junto a Emma. Allí acudieron Los Jemelos que habían llegado para hacer una actuación. En principio con Amador, pero éste no pudo y lo hicieron sin compañía.

Arrancaba en las escaleras, de esta forma, ya con todos allí (tronistas, pretendientas, consejeros y a última hora hasta Samira) una especia de terapia de patio vecinal pero en la que se debatía casi hasta del sexo de los ángeles. La conclusión que obtuvieron era que el amor no depende del sexo del otro, y ello llevó a Jesús a que, casi a regañadientes, acabara reconociendo que no debió de haber contado lo que contó.

Labrador no le puede perdonar

La novedad era que por fin admitía que igual él le dio más importancia que la que tenía; aunque añadía una coletilla de que lo contado era verdad. Un poco contradictorio pero un paso para el estilista.

Tras esta confesión Emma dijo que Labrador estaba por teléfono. Y así era. El concursante de Supervivientes estaba en su casa, pro primera vez tras Honduras, y escuchó con atención a Jesús; quien le acabó confesando que tal vez todo estaba en su imaginación.

Labrador confesó que esperaba que esto acabara así, porque no había nada de verdad pero que no podía perdonar a Jesús porque había dañado a su madre. Jesús quiso acercar posturas y espera que estén como estuvieron. ¿Amistad?, le preguntó Emma y él dijo que sí que sólo amistad; aunque volvió a añadir que lo que contó no era mentira.

La historia parece que ha llegado a su fin, aunque Jesús puede volver a creer que no. El tiempo lo dirá y los espectadores lo verán. 

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Los reality shows llevan viviendo una época dorada en nuestro país desde que comenzó Gran Hermano allá por el año 2000. Y es que, aunque nos lo neguemos a nosotros mismos, todos somos un poco voyeurs y nos encanta saber lo que hacen los demás en su intimidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Si algo no se le puede negar a Netflix es la variedad. Tiene películas y series de gran calidad, pero si se tiene que dar al entretenimiento puro y duro, de ese que se consume con media neurona, se da sin ningún problema.

Desde que descubrió el mundo de los realities, no ha habido manera de pararle y ha ofrecido auténticas joyas que, si bien no pasarán a los anales de la historia, sí nos hacen pasar un rato entretenido.

Ver resumen Ocultar resumen

A medio camino entre First Dates y Mask Singer se ha quedado uno de los últimos y más bizarros programas de Netflix.

Sexy Beasts se presenta como un dating show diferente y original, en el que los solteros que se presenten a buscar pareja, lo harán ataviados con tremendo maquillaje de animales, monstruos y bestias y una serie de prótesis para que sean, absolutamente, irreconocibles.

Páginas