Vuelven 'Los misterios de Laura'

Aprovechando la nostalgia que ha resucitado en nuestros corazones con el regreso de Los hombres de Paco, TVE ha anunciado esta semana que se dispone a preparar la vuelta de Los misterios de Laura, serie protagonizada por María Pujalte que tuvo un abrupto final en 2014.

Nada hacía presagiar hace siete años que nos quedaríamos sin saber qué opinaba Laura de que fuera su compañero Martín quien le enviaba esos anónimos tan amorosos, pero así fue. TVE canceló la emisión de la serie a pesar de que sus audiencias no eran malas.

Corría el años 2009 cuando la inspectora Laura Lebrel se colaba en nuestras casas mientras se quejaba al charcutero de que le habían cobrado un fiambre que no le habían dado. Así era Laura, una inspectora con un olfato increíble para solucionar los crímenes más complicados pero todo despiste cuando se trataba de su propia vida. De la suya y de la de sus dos hijos, unos indomables gemelos, su exmarido (y jefe) y su mujeriego compañero, que estaba enamorado de ella en secreto.

Esa mezcla de misterio y comedia triunfó en las noches de TVE reuniéndo a más de dos millones de espectadores frente a la pantalla, y eso que se estrenó en verano, época en la que nunca se hacen grandes estrenos. Pero Los misterios de Laura lo consiguió y continuó en escalada con su segunda temporada, que se demoró dos años, y con la tercera y última, que se emitió en 2014. Después, nada se supo de la serie a pesar de que ya se habían escrito guiones nuevos.

El mismo año de su cancelación fue el elegido para estrenar el remake americano de la serie, con Debra Messing (Will & Grace) como protagonista, pero ni eso consiguió resucitar la ficción original que quedó relegada a la web de TVE y a Amazon Prime Video.

Ni las dos productoras implicadas, Boomerang TV y Veranda (Merlí), ni TVE han confirmado la noticia, pero sí lo ha hecho Javier Holgado, uno de los creadores de la serie:

La única mala noticia es que, al menos de momento, el regreso sería en formato telefilme, quizá como antesala a la cuarta temporada de la serie.

La intención sería contar con todo el elenco original: María Pujalte, como Laura Lebrel; Fernándo Guillén Cuervo como Jacobo Salgado, su exmarido y jefe; Oriol Tarrasón, como Martín Maresca, compañero de Laura; Laura Pamplona, como Lydia Martínez, compañera de la comisaría y borde por naturaleza; César Camino como Vicente Cuevas, también compañero, pareja de Lydia y un buenazo; y Beatriz Carvajal como Maribel del Bosque, madre de Laura.

¿Continuarán donde lo dejaron como si no hubiera pasado nada o se notarán demasiado los siete años transcurridos? Sea como sea, estamos deseando ver a Laura Lebrel en acción (y saber qué pasó con Martín, claro).

ADEMÁS: 'Señoras del (H)ampa' tendrá remake americano tras su caída en Telecinco

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Si ya hay algo que sabe cualquiera que se precie en llamar seguidor de Bajo Sospecha es que nadie parece estar libre del todo, ni nadie es el culpable absoluto por mucho que haya indicios que incriminan a más de uno.

En los cinco primeros episodios se han ido descubriendo argumentos para incriminar a diferentes personajes, primero en la desaparición y muerte de Alicia; y ahora en la más sorprendente de su primera Irene. ¿Será el autor o autora del adiós de Alicia el mismo que el de su prima?

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Cuándo se estrenará la segunda y definitiva temporada de El Príncipees una pregunta aún sin respuesta. Telecinco no da ni una pista de la fecha de estreno, y sus protagonistas no sueltan prenda tampoco, por lo que la espera se hace aún más larga. Por suerte, sí que podemos disfrutar de las fotos del rodaje que los propios actores van compartiendo en sus redes sociales. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

En el cuarto capítulo de Bajo Sospecha el foco de la culpabilidad señalaba con claridad a Federico, el ex marido de Inés. Carmen, la madre de Alicia, por su parte intentaba sonsacar a Nuria sobre lo que ella sabía sobre la desaparición de su prima. En Bajo Sospecha cualquier seguidor ya ha podido aprender que todos tienen algo que ocultar. Y que nadie parece estar limpio de todo.

Páginas