Verónica Forqué y los orgasmos después de los 60

Verónica Forqué se está convirtiendo en la sensación de septiembre. El estreno de Salir del Ropero la está llevando por los programas de referencia en televisión y en cada uno de ellos está desbordando carisma y simpatía. 

Su última aparición ha sido en El Intermedio, donde ha compartido Terracitas, charla y vino con Thais Villas, en una de las mejores entrevistas del año. 

"Esta película va de las lesbianas y del sexo de las mujeres de más de 60 años, porque tenemos derecho a tener orgasmos a los 60, porque también tenemos un c*** y un clítoris precioso", afirmaba la actriz. Quedaba claro que la entrevista prometía. Y es que Verónica Forqué se muestra tal y como es y eso es muy de agradecer en este 2020. 

De hecho, no ha tenido problema en recordar "un affaire que tuve con una compañera que era bisexual y me dije 'vamos a probar', pero me veía desde fuera y era muy cómico. No sabía ni dónde poner las manos". 

 

A pesar de la complicada experiencia, a sus 64 años, Verónica Forqué ha llegado a una conclusión: "debería ser lesbiana porque me gustan mucho más las mujeres que los hombres. Son muy aburridos". 

Obviamente, también se ha quejado de la falta de papeles para mujeres a partir de los 50 y de la diferencia con los actores de esa edad. "Resines, Imanol Arias, José Coronado son de mi quinta y no han parado de trabajar con tías de 25 y eso me jode...". De hecho, no duda en calificarlo de "patriarcado y machismo". Y razón no le falta. 

Ahora una pregunta: ¿quién se va a atrever a darle a Verónica Forqué una sección fija en un programa de televisión

Fotos y vídeo: Atresmedia

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

El rodaje de la segunda parte de la película más taquillera de la historia en nuestro país: Ocho Apellidos Vascos está a punto de comenzar. Pronto se podrán seguir las nuevas aventuras de Rafa, Amaia, Koldo y Merche (Dani Rovira, Clara Lago, Karra Elejalde y Carmen Machi) en la gran pantalla. Además, en la secuela aparecerán también Berto Romero, Rosa María Sardá y Belén Cuesta y cerca de 2.000 figurantes.

Ver resumen Ocultar resumen

No estaba Penélope esperando al Ulises que vuelve tras 16 años a su Habana natal pero sí los viejos camaradas de juventud con ron y cigarrillos en la azotea. Eso es Regreso a Ítaca, un reencuentro a lo Lawrence Kasdan pero sin cadáver de por medio. 

Viejos amigos, trago, humo y el Malecón allá abajo. Todos los pesares reunidos en una tarde, una noche y un amanecer. La Cuba crepuscular del fin de los días.

Ver resumen Ocultar resumen

El acento de Sofía Vergara se ha convertido en un asunto de Estado en USA. Y no porque a la gente no le guste. Al contrario, el público adora a la colombiana. Es más, ella ha comentado alguna vez que suele potenciar su acento, a pesar de hablar un inglés fluido. Y claro, con este tipo de confesiones, sumadas al buen rollo que desprende la desmpampanante actriz, es lógico que las bromas con ella sean constantes. 

Páginas