'Strange Planet': la vida cotidiana de los alienígenas

De la colaboración entre Dan Harmond, creador de Rick y Morty, y el viñetista Nathan Pyle surge una nueva serie de animación para Apple TV: Strange Planet. Otra vuelta de tuerca a un género que hace mucho desdeñó sus límites y, desde luego, ya no se circunscribe al público infantil y o juvenil. Incluso las series infantiles y juveniles de animación tienen un subtexto lisérgico que las hacen asumibles para cualquier adulto motivado.

Pero ¿qué es Strange Planet?

Pues una serie de microrelatos dibujados que Nathan Pyle ha ido publicando en su perfil de Instagram y que siguen las pautas de las tiras cómicas tradicionales pero adaptadas al siglo XXI.

O sea, como Snoopy pero más lisérgico (aún).

Tiene buena pinta, ¿verdad? 

La vida cotidiana alienígena desde una perspectiva humorística.

Perfecto planteamiento.

Y contenido para todos los públicos. Algo que Apple TV se empeña en perseguir aún a riesgo de quedarse descolgado en la competición de true crime, violencia y sexo que mantienen otras plataformas de streaming. Sin pasarse, claro.

 Así que estos extraterrestres azules serán nuevos personajes de la pujante animación global.

Ahí va otro ejemplo del humor que se gasta esta historieta.

En Instagram estas viñetas han tenido una audiencia de más de seis millones de personas.

Veremos que resultado da en el streaming.

Sea como sea, aleluya por esas plataformas que, en busca del contenido adecuado, apuestas por las series, los documentales y también la animación. Todos los géneros son hijos del Señor para Netflix, HBO. Amazon Prime Video o Apple TV.

Lo cual está muy bien. 

ADEMÁS: Música de dibujos animados que seguro reconoces

Ver resumen Ocultar resumen

Kiko Rivera nacía en 1984. Sí, sólo tiene 37 años. 

Homer Simpson lo hacía cinco años más tarde, en 1989

Tanto uno como otro han tenido relevancia casi desde su nacimiento. Un nacimiento que, además de un lustro de diferencia, tiene miles de kilómetros de distancia. 

Ver resumen Ocultar resumen

Puede haber envejecido mal, puede haber perdido tirón y puede que muchos echen de menos a Rick, pero es innegable que The Walking Dead es historia de la televisión y, como tal, merece la atención que va a recibir su temporada 11, la última de la serie. 

AMC ya ha empezado a cebar a sus espectadores con las habituales píldoras que multiplican el hype previo a cada estreno. Lo hacen como nadie. 

Ver resumen Ocultar resumen

Que el mundo de la ficción incluya entre sus tramas a personajes con diferentes identidades sexuales o transgénero, es un paso más en la aceptación natural de las distintas realidades que existen.

Páginas