Así es Mariam Bachir, la chica que fue (casi) desnuda a los Goya

Así es Mariam Bachir, la chica que fue (casi) desnuda a los Goya

Conste que fue ella misma quien lo dijo cuando los periodistas lo preguntaron: Voy casi desnuda pero un día es un día. Hay que ponerse este vestido en ocasiones así. Y, las cosas como son, esperemos que haya muchas más ocasiones porque Mariam Bachir estaba espectacular en la gala de los Goya. 

Siguiendo la senda marcada por Cristina Pedroche, la protagonista de El Niño lució transparencias y enamoró a propios y extraños en la noche del sábado. De hecho, la actriz optó por Charo Ruiz, la misma diseñadora que la periodista madrileña. El resultado fue similar: amor a primera vista todo el que estaba en su radio de acción.

Esta sonrisa es la que sedujo a Jesús Castro en El Niño

Eso sí, hasta llegar a la noche del pasado sábado, han ocurrido muchas cosas en la vida de Mariam. A pesar de su insultante juventud, tan sólo tiene 26 años, la joven tiene a sus espaldas una historia de superación que, de momento, apunta a final feliz. 

Refugiada saharaui

Mariam Bachir nació en un campo de refugiados saharaui, como ha contado en más de una ocasión. Un campo del que salió, por primera vez, a los cuatro años, cuando una familia de acogida de Barcelona la acogió durante un verano.

Desde ese momento, la vida de Mariam se convirtió en algo parecido a la de Willy Fog. Estados Unidos, Argelia, País Vasco, La Rioja… De una casa a otra, de una familia a otra, de una cultura a otra, todo para no volver al campo de refugiados, donde sus problemas de salud (anemia, desnutrición…) se agudizaban. 

Sin palabras

Así, hasta que Mariam cumplió los 18 años y decidió estudiar Filología Árabe. De eso hace siete años. Un periodo en el que su vida ha cambiado por completo y por casualidad. Y es que su presencia en el casting de El Niño fue casi cosa del azar, pues se presentó al mismo porque estaba sin trabajo (algo parecido a Jesús Castro). 

Su belleza y desparpajo la llevaron a un encuentro con Jesús Castro en Madrid donde la chispa fue instantánea. Teníamos pareja para la película del año y Mariam Bachir nueva vocación y un capítulo más que sumar a su propia historia. Historia a la que también hay que sumar un episodio picante, con la portada de FHM de febrero como portada. 

Fotos: Instagram y Twitter