Cuando Miguel Herrán hizo llorar de emoción a Daniel Guzmán

Cuando Miguel Herrán hizo llorar de emoción a Daniel Guzmán

Contaba Daniel Guzmán, en una entrevista a RTVE, que su ópera prima, A cambio de nada, se me iba cayendo“. 

Tardó diez años en sacarla adelante. Por un lado, no tenía la producción necesaria y, por otro, no daba con su protagonista. “Pude ver 1.000 chavales. Los buscaba por los barrios, era como buscar una aguja en un pajar. Me estaba buscando a mí, así que no me valía nadie“. 

Y en ésas que un martes cualquiera, un chaval menudo de mirada vivaz por la calle. Ese contacto visual cambiaría la vida de los dos para siempre. Daniel Guzmán había encontrado a Miguel Herrán, su alter ego, por la calle. 

Desde el primer momento tuvo claro que era su protagonista. Y eso que, como confesó Daniel Guzmán en la revista Icon: Miguel hizo las tres peores pruebas que yo he visto a un actor en mi vida”. En una llegó ebrio, a otra llegó “fumado” y a la última ni se presentó. 

ADEMÁS: El Trivial de ‘La Casa de Papel’: ¿cuánto sabes de la serie de Netflix?

A pesar de ello, Daniel Guzmán tenía claro que era su protagonista y así lo mantuvo. 

Miguel Herrán pasó de ser un joven de 19 años conflictivo y sin aspiraciones a corto o largo plazo, a ganar el Goya a Mejor Actor Revelación de 2016. El discurso de agradecimiento del joven actor fue directo al corazón y al estómago de un Daniel Guzmán que, años más tarde, lo sigue recordando con orgullo. 

Y es que, aquel joven talento que descubrió con solo una mirada, es hoy uno de los actores españoles con mayor proyección internacional, gracias a Élite y La Casa de Papel. 

Ahora es cuando aquel momento toma más sentido, si cabe.

Me has dado una vida, Daniel. Gracias“, le espetaba Miguel Herrán, mientras el director no podía contener las lágrimas por culpa del aire acondicionado. 

ADEMÁS: María Adánez se ha casado

Foto: Gtres