Destinos Imaginados / Viaje con ‘Jumanji’

Destinos Imaginados / Viaje con ‘Jumanji’

Hablar de Jumanji implica esbozar una sonrisa por dos motivos. El primero, obviamente, Robin Williams. Un genio de Hollywood que se fue demasiado pronto. El segundo, por ser una de esas películas que gusta a todo el mundo. Y ojo, se estrenó allá por 1995. Ha llovido.

Obviamente, no queremos desmerecer las dos estimables secuelas de 2017 y 2019, donde The Rock, Karen Gillan, Nick Jonas, Jack Black o Kevin Hart lucen a la altura de lo esperado. Pero no es lo mismo.

Hablamos de Destinos imaginados y fue la película original la que consiguió crear un destino imaginado que puede estar en el salón de cualquier casa. La magia de Jumanji era que el universo salvaje que desataba, comenzaba lanzando un dado en el tablero y, a partir de ahí, a jugar a una suerte de Oca Extrema en la que cada tirada llevaba a los jugadores a apostar su vida.

ADEMÁS: Famosos que vencieron al cáncer

Por si alguien no lo recuerda: mosquitos gigantes, monos, leones, plantas venenosas, un cazador implacable, cocodrilos, arenas movedizas o arañas gigantes eran sólo algunas de las consecuencias de cada tirada.

Y todo sin salir de casa, salvo cuando tocaba huir para salvar la vida propia.

Está claro que Jumanji dejaba a juegos como El Cluedo, La Herencia de Tía Agatha o Tozudo a la altura del betún.

Ahora, lo que soñaba todo el mundo que viera la película, era poder jugar a Jumanji con Alan Parrish, el personaje al que daba vida Robin Williams. El actor tenía la capacidad de dar humanidad a todo lo que tocaba, a pesar de vivir atormentado durante décadas. Y eso es lo que le hacía tan especial y lo que llevó a medio mundo a sentir su muerte como la de un familiar cercano.

Por eso, y por otras muchas cosas, Jumanji es mucho más que un Destino Imaginado, es el sitio donde reencontrarse o conocer a Robin Williams siempre será posible

Foto: Columbia/TriStar Pictures

ADEMÁS: Muere la actriz Marnie Schulenburg, a los 37 años, tras un primer diagnóstico erróneo