El fenómeno ‘Arcane’: cuando el mundo de las series y el videojuego confluyen

El fenómeno ‘Arcane’: cuando el mundo de las series y el videojuego confluyen

El mito de que un videojuego no debería adaptarse al medio audiovisual ha sido derribado por Arcane, la serie animada basada en el exitoso videojuego League of Legends. La ficción animada llegó a Netflix en noviembre de 2021 suponiendo una auténtica revolución en cuanto a espectadores y a crítica.

Arcane batió récords para tratarse de una serie animada al mantenerse en el top de la plataforma durante más de una semana sucediendo en el trono a El Juego del Calamar.

No dudamos que su éxito va de la mano de una comunidad de jugadores que corrieron a darle una oportunidad a la serie, pero si no eres un adicto al League of Legends también puedes disfrutar de ella, puesto que Riot Games, la productora que se encuentra detrás del gran éxito, ha puesto mucho cuidado en ello.

Protagonizada por Jinx (Ella Purnell), Vi (Hailee Steinfeld) y Caitlyn (Katie Leung), quienes aparecerán nuevamente en la siguiente entrega, Arcane se desarrolla en el mundo de Runaterra. Sin embargo, la historia se centra en las tensiones sociales que comienzan a gestarse en el distrito subterráneo de Zaun, en donde sus ciudadanos viven en condiciones adversas en contraste de la rica ciudad de Piltover.

 

Parte de su éxito se basa en el descubrimiento por parte de los jugadores de la realidad que se esconde detrás de los personajes de su juego favorito. Y es que League of Legends no permite a los jugadores más que intuir las motivaciones y personalidades de los avatares que escogen, pero Arcane pone voz y rostro a sus personajes ampliando lo que los usuarios ya sabían.

Y sí, dado su éxito en Netflix, la plataforma ya ha confirmado una segunda temporada que ampliará el contexto de Arcane antes de 2024 con nuevos personajes sacados del universo League of Legends.

ADEMÁS: ‘Matrix Resurrections’ divide a la crítica