Pablo Iglesias se toma con humor su amigdalitis y las fotos de algunos medios

Pablo Iglesias se toma con humor su amigdalitis y las fotos de algunos medios

Han sido semanas intensas las que ha vivido Pablo Iglesias como vicepresidente Segundo del Gobierno. Desde su llegada al Ejecutivo, el secretario general de Unidas Podemos ha dado el 120% en el trabajo y otro tanto en casa, donde nadie olvide tiene familia numerosa. 

Y claro, el cuerpo le ha dicho basta. Al menos, que se tome un descanso. 

Lo ha hecho a través de una amigdalitis que le ha obligado a cancelar su agenda durante este miércoles. Agenda en la que estaban programadas, entre otras, la mesa de diálogo con el Govern. 

Pero, como dicen los más veteranos del lugar, la salud es lo primero y ahí los médicos han sido claros con Pablo Iglesias: reposo absoluto. Un reposo que, como el propio político ha señalado en Twitter, le ha venido de maravilla. 

ADEMÁS: Famosos que sufren enfermedades crónicas

Los antibióticos, el propóleo, la sopa calentida y la leche con miel hacen milagros. Estoy mejor“. 

De hecho, en el mismo tuit se ha dejado notar la mejoría, cuando ha demostrado que ha recuperado su habitual sentido del humor. Y es que, aprovechando las ‘coincidentes’ fotos con las que algunos medios han ilustrado su enfermedad, Pablo Iglesias ha confiado en no coger nunca otra enfermedad más ‘complicada’. 

Vistas las fotos que me ponen para ilustrar la amigdalitis, espero no tener nunca una prostatitis“. 

ADEMÁS: Selma Blair convierte su enfermedad en un mensaje de esperanza

Ahora, lo de las fotos ilustrativas de la amigdalitis ha quedado en una anécdota sin relevancia, cuando Pablo Iglesias ha compartido este mensaje en Twitter. No hay más que echar un ojo a algunas respuestas que ha recibido, para darse cuenta de la tensión que se ha creado con determinadas políticas. 

Desde quienes le critican por cogerse la baja, hasta quienes le echan en cara el ser autónomos y no poder hacer lo mismo. Obviamente, luego están los clásicos como el chalet en Galapagar, la sanidad privada o Venezuela, que también se cuela en esta discusión. 

Y eso que está enfermo. 

Fotos: Gtres