Joaquín Sabina a Évole: “Muera la muerte”

Joaquín Sabina a Évole: “Muera la muerte”

El pasado 17 de febrero, Joaquín Sabina sufría una aparatosa y grave caída en pleno concierto en el WiZink Center de Madrid. 

Dos meses después, el mundo entero ha cambiado, miles de millones de personas están confinadas y el cantante ha abierto las puertas de su casa, vía Skype, a un Jordi Évole que se está desmarcando con un formato casero que está enamorando a propios y extraños. Lo de Évole está siendo una sorpresa esperada e inesperada a la vez, pero que ha sabido adaptarse mejor que nadie a las circunstancias. 

Y es que, entre otras joyas, gracias a esta entrevista de casa a casa, el mundo ha podido ver la foto que Joaquín Sabina tiene en su estudio junto a Eduardo Aute. “El mes de abril ha robado a Luis Eduardo Aute“, le recordaba Jordi Évole, tras mostrarle un tuit viral en el que calificaban a Sabina de visionario por predecir “ya llevamos 19 días, quedan 500 noches y nos han robado el mes de abril“, en referencia al coronavirus. 

El cantante recordaba a su amigo Aute. “Era gran amigo y, además, un tipo estupendo. El tipo de artista desde el último pelo a la uña del pie. Era 24 horas al día creando, un artista químicamente puro y un amigo muy generosos. Últimamente se están muriendo muchos amigos y la muerte me parece atroz e injusta. No tengo la menor intención de morirme, que se muera la muerte“. 

ADEMÁS: Así es pasar el coronavirus en casa: “Fiebre día tras día”

Un amigo del que no se pudo despedir, pues “desde que salí del hospital, no he hablado con nadie realmente, salvo en alguna ocasión que vinieron mis hijas, pero una vez solo, estoy realmente incomunicado”. Y es que, como matiza Jordi Évole en Twitter, Joaquín Sabina no tiene móvil. 

Por suerte, la caída del escenario le pilló rodeado de miles de personas. Eso sí, “el hostión fue más fuerte de lo que pensáis”, confiesa. “Creo que cometí un error pero Serrat dice que no, que fue una cosa muy rara“, recuerda el cantante, quien achaca la caída a un cable con el que se enrolló

ADEMÁS: El Trivial de las edades: ¿qué famoso tiene más años?

Así las cosas, a Joaquín Sabina se le ha juntado la recuperación de una caída grave, con operación de hombro incluida, con un confinamiento que llegará a dos meses, por culpa de la pandemia del COVID-19. “Es apocalíptico. Uno no puede acostumbrarse a este espanto“, afirma. 

El cantante, cuestionado por Jordi Évole, asevera que lo más doloroso es “la incertidumbre de la gente más desasistida. A quienes ni siquiera su familia puede enterrar con un cierto rito de amor”, con el añadido de que “la parte que peor lo está pasando sean las personas mayores porque fueron los que salvaron a muchísimas familias de la crisis económica anterior, cuidando de los niños o dándoles la pensión para que comieran”. 

Eso sí, en el lado positivo, Sabina destaca la labor de los sanitarios. “Lo están haciendo increíblemente bien y uno no sabe cómo agradecerles tanto

Fotos y vídeo: Gtres y Atresmedia