Uri Geller y Nintendo ponen fin a 20 años de batalla legal

Uri Geller y Nintendo ponen fin a 20 años de batalla legal

Puede que a muchos ni les suene el nombre de Uri Geller, pero este señor es historia de la televisión tras doblar una cuchara ‘con la mente’ en directo en televisión en 1975. 

Han pasado 45 años y, además de seguir explotando su truco de la cuchara, Uri Geller apoya a Trump, a Boris Johnson y ha estado litigando con Nintendo durante 20 años. 

Cómo se gane la vida o a quien vote, pertenece a su esfera personal y no vamos a entrar a debatirlo. Ahora, que lleve dos década enfrascado en un tira y afloja legal con la compañía japonesa de videojuegos, tiene su miga. 

Todo comienza cuando Nintendo lanza uno de sus famosos Pokémon místico, allá por el año 2000, y lo llama Kadabra. Para colmo, el Pokémon aparece con una cuchara en la mano. Suficiente para que Uri Geller acuda a un tribunal de California y demande a Nintendo por usar su imagen para crear un personaje. Ojo, hablamos de un todopoderoso Pokémon místico. 

ADEMÁS: 100 personajes de dibujos animados que (tal vez) recuerdes

En la demanda, Uri Geller afirmaba que Nintendo había convertido su imagen en “un malvado personaje Pokémon oculto”, robándole su identidad, “usando mi nombre y la imagen de mi firma“, es decir, la cuchara, tal y como recogía BBC a principios de siglo. 

La demanda puede parecer absurda pero la cosa cambia cuando te enteras que el Pokémon místico en Japón se llama Yungeller. Sospechoso, cuanto menos. 

Al final, la demanda se resolvió de forma salomónica con un acuerdo que dejó a medias a las dos partes. La reclamación de Uri Geller fue rechazada pero sí evitó que Nintendo pudiera comercializar cromos de Kadabra. 

Han tenido que pasar 20 años y que el ilusionista reciba “tremenda cantidad de mails de fans de Pokémon“, pidiéndole que liberara la carta de Kadabra, tal y como afirmó en la web The Gamer, para que Uri Geller diera su brazo a torcer. 

ADEMÁS: Series de los 80 que, si recuerdas, eres población de riesgo

Nunca me di cuenta de lo poderoso e importante que era para mí levantar la prohibición de Yungeller/Kadabra, especialmente para todos los niños del mundo. Siento lo que hice hace 20 años pero puedes aprender más de los erroees que del éxito”

Con este mensaje, Uri Geller anunciaba en redes sociales que ha levantado el veto a su cromo y éste podrá ser comercializado por Nintendo. Ni que decir tiene que encontrar algún cromo de Kadabra de estos últimos 20 años, se pagará mejor que dar con el Santo Grial o la Sábana Santa. 

Al final, el ilusionista no ha necesitado cuchara alguna para, tras 20 años, devolver la ilusión a muchos fans de Pokémon en todo el mundo

Y ojo, que como buen artista, Uri Geller se ha dedicado a coleccionar todo tipo de merchandising relacionado con Kadabra, el Pokémon que ha tenido vetado todo este tiempo. Eso sí es retorcer la realidad y no lo de la cuchara. 

Fotos y vídeos: Uri Geller