Pablo Motos (otra vez) contra Pedro Sánchez

Pablo Motos (otra vez) contra Pedro Sánchez

Pablo Motos es, como Alejandro Sanz, un hombre “ni de izquierdas ni de derechas” pero tanto el presentador como el cantante con quien mejor se lo pasan es con Díaz Ayuso, la presidenta madrileña a quien invitan al plató o a casa, a jugar con muñecos de trapo que cuentan chistes fachas o, simplemente, al Monopoly, jaja jiji. Desde aquí ya cuestionamos duramente la labor destructiva de Pablo Motos durante lo más crudo de la primera ola de la pandemia (fíjense que titulamos Pablo Motos o la insoportable levedad del fascismo) y ahora el conductor de El Hormiguero vuelve a las andadas.

Hay una nueva ola de Covid que nos tiene inquietos y Pablo Motos se ha creído en la obligación de asustarnos un poco más y, de paso, propinar un capón a Pedro Sánchez. Bueno, también menciona a los “presidentes autonómicos” pero sin mencionar nombre concreto alguno y como a la remanguillé.

He aquí el monólogo en el que Pablo Motos advierte sobre un “tsunami” que hay que combatir individualmente porque el Gobierno no va a hacer nada. (Y conste que es legítima la crítica a la tibieza de las administraciones para encarar esta sexta ola de Covid pero, claro, dicho así como lo dice Pablo Motos suena tan cuñado -y permítannos la expresión ya pasadísima de moda-).

Claro que las críticas a la crítica no han tardado en llegar vía Twitter.

 

Admitamos, no obstante, que Pablo Motos también tiene sus partidarios, que para eso España es diversa.

Aunque, la verdad, hay que buscar con lupa esta vez para hallar aplausos así a Pablo Motos. Muchísima gente se ha lanzado a Twitter a increparle por atizar el miedo y hacer política en un programa infantil.

Eso sí, al César lo que es del César, Pablo Motos es el gran motor de Antena 3 para ganar en audiencia a Telecinco, se ha expandido hacia el prime time y tiene una firme legión de gente que atiende sus homilías a diario. O quizá la gente desconecta de dichas homilías y sólo atiende a los chistes. Vaya usted a saber.

ADEMÁS: Películas antinavideñas para disfrutar de la Navidad